No realizar un nuevo pedido desde su país. Undefined

Naranjas Ampliar

Naranjas

Las naranjas presentan en su composición ácidos orgánicos, como el ácido málico y el ácido cítrico, que es el más abundante. Este último es capaz de potenciar la acción de la vitamina C, favorecer la absorción intestinal del calcio, y facilitar la eliminación de residuos tóxicos del organismo, como el ácido úrico. 

Más detalles

Elija la cantidad deseada

Añadir al carrito

Es importante recordar el efecto antioxidante de la vitamina C. La presencia de vitamina C entre los componentes de la naranja, junto con otros antioxidantes y su elevado contenido de vitamina A en forma de betacarotenos y luteína, la convierten en un alimento ideal para retrasar el envejecimiento natural de nuestro organismo.

Contienen importantes cantidades de ácidos hidroxicinámicos ferúlico, cafeico y p-cumárico, ordenados de mayor a menor en función de su actividad antioxidante y su capacidad de inhibir la oxidación de las LDL-colesterol, implicadas en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.  Una naranja al día ayuda a nivelar el colesterol y la presión arterial. 

También puede ayudar a combatir la obesidad, la naranja es apropiada para las dietas ya que tan solo aporta 60 calorías.

Además, las naranjas también aportan carotenoides con actividad provitamínica A (alfa-caroteno, beta-caroteno y criptoxantina). Numerosos estudios epidemiológicos sugieren la importancia de estos carotenoides en la prevención de distintos tipos de cáncer. 
Numerosos estudios han indicado que el aceite esencial obtenido de la piel de la naranja contiene diversos compuestos que son los responsables del aroma de este alimento y que tienen interesantes propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellos cabe citar el d-limoneno, el geraniol y el farnesol. En concreto, algunos estudios han indicado la actividad antitumoral del d-limoneno frente al cáncer de piel, pulmón, páncreas, colon y mama. Se piensa que actúa controlando el crecimiento celular. Asimismo, diversos autores han demostrado los efectos antitumorales del farnesol y geraniol a nivel del páncreas.

Debido a su alto contenido en fósforo, es especialmente recomendable el consumo de naranjas por parte de aquellas personas que sufren problemas de estrés, intoxicaciones, agotamiento, insomnio, neurosis o enfermedades relacionadas con el sistema nervioso. 

Buscar